El día 11 de diciembre de 1998, los primeros Licenciados en Producción de Bioimágenes egresados de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, se auto convocaban en el auditorio de la empresa Picker, para sembrar las bases de una nueva institución, representativa de sus intereses, unidos en la intención de trazar un camino con cimientos sólidos para el ejercicio de una nueva profesión.

La visión de sus fundadores quedó plasmada en su estatuto institucional, en el que se declara trabajar a favor de la actualización académica, la jerarquización institucional y la construcción de un marco legal adecuado para el ejercicio de la profesión.

Poco tiempo después, se crea el Comité de Docencia e Investigación y en abril de 1999 se comienza a dictar los dos primeros cursos: Mamografía y Control de Calidad Y Resonancia Magnética Nuclear. Los Licenciados, Médicos y Técnicos de las diversas áreas del Diagnóstico por Imágenes, nos distinguen con su participación y comparten junto a nosotros sus valiosas experiencias, metodología y protocolos de estudio de los avances tecnológicos en la especialidad.

Más de 8.500 alumnos, Médicos, Licenciados y Técnicos de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Perú, Ecuador, Guatemala, Panamá, Paraguay, Costa Rica, Venezuela y Uruguay, nos han acompañado a lo largo de seis Congresos Nacionales, cursos intensivos de especialización, y charlas de actualización en Expomédical, de un Comité que  ha sumado en su oferta de formación, los cursos de Tomografía Multislice y Resonancia Magnética Cardíaca, etc y la formación online.

A lo largo de su historia, el Colegio de Licenciados ha firmado Convenios de Cooperación con tres universidades privadas, la Sociedad Iberoamericana de Información Científica, la Sociedad Argentina de Radiología, el I.R.A.M. y ha participado en comisiones ministeriales que tienen injerencia en la reglamentación de la actividad profesional del área.

La proclamada jerarquización de la actividad, sin duda requiere como condición previa, una formación académica sólida que pueda nutrir a los egresados en competencias ciertas y tangibles en su actividad, pero además exige un marco legal del ejercicio profesional que se muestre conforme a esa jerarquización.

En el ámbito legal, la existencia del Colegio de Licenciados adquiere una relevancia decisiva, puesto que durante años los egresados de la carrera, tanto de universidades públicas como privadas naufragaban sin reconocimiento institucional ni matrícula. El trabajo de casi siete años sobre los aspectos legales que se originaron, persiguieron y culminaron por el Colegio, dieron como resultado la creación de la Matrícula Nacional de Licenciados en Producción de Bioimágenes. La incorporación de la figura de un nuevo profesional en el sistema de salud, el resurgimiento de la carrera en las universidades privadas y en la UBA y la inclusión como profesionales dentro del escalafón general del GCBA, son el resultado fértil de este trabajo. El Colegio trabaja hoy para igualas estos logros en el ámbito del Ministerio de Provincia de Buenos Aires.

Como corolario, nuestra institución ha impulsado la creación de una nueva entidad, la Asociación de Profesionales  en Bioimágenes de la República Argentina (APBRA), cuyo objeto es velar por los derechos laborales de los profesionales matriculados. Esta nueva entidad, que no tiene en nuestra actividad antecedentes históricos, ha iniciado sus primeras actividades y esperamos que nuestros colegas puedan encontrar en ella, un ámbito propicio para canalizar sus inquietudes.

Hoy el valor de la Licenciatura como instancia de superación académica es unánime y aceptado aún, por sus antiguos críticos. Nosotros, estuvimos convencidos siempre.

La próxima década, tendrá menos obstáculos y los logros que seamos capaces de conseguir. Los esperamos para recorrer el camino, juntos.

 

Comisión Directiva.
Colegio de Licenciados en Producción de Bioimagenes y Afines.